Arte y literatura

¡Santiago y cierra, España!

©Ediciones B

El Capitán Trueno. 1956

Víctor Mora Pujadas y Miguel Ambrosio Zaragoza

El Capitán Trueno es un cómic de aventuras, creado por el guionista Víctor Mora Pujadas y el dibujante Miguel Ambrosio Zaragoza, conocido como Ambrós. En su primera época, desde 1956 a 1968, llegó a ser el tebeo más popular y difundido de España, con una tirada semanal que alcanzaba los 350.000 ejemplares. La saga del Capitán Trueno es la más exitosa de la historia del cómic español y sirvió de inspiración a toda una generación.


¡Santiago y cierra, España! es el grito que El Capitán Trueno pronuncia cuando se dispone a luchar. Es el lema que usaban las tropas cristianas durante la Reconquista y aparece en muchos libros patrios como El Quijote


Nuestro protagonista es un caballero español de la Edad Media en tiempos de la Tercera Cruzada, que acompañado por sus amigos Goliath y Crispín, y en ocasiones también por Sigrid, novia de Trueno y reina de la isla de Thule, recorre el mundo en busca de aventuras. Gracias a los inventos del mago Morgano, en especial el globo aerostático, el Capitán Trueno podrá desplazarse a lugares y continentes alejados, exóticos e inexplorados como América antes de la llegada de Cristobal Colón.


Ricardo Corazón de León aparece en ¡A sangre y fuego! el primer cómic del Capitán Trueno. Ambos se harán amigos después de que combatan juntos


El Capitán Trueno es un héroe de acción que lucha contra los engaños y abusos de poder y defiende ideales como la justicia, la libertad y la paz. El Capitán Trueno fue el reverso ideológico de otros héroes en viñetas como El Guerrero del Antifaz y sobre todo de Roberto Alcázar y Pedrín. En las aventuras de El Capitán Trueno no aparecen civilizaciones buenas o malas; en cada sitio al que van encuentran amigos y enemigos, personas buenas y malas e incluso vikingos como Ragnar Loghbroth, padre adoptivo de Sigrid, quien igual saqueaba las naves de los mercaderes que combatía a los traficantes de esclavos ayudándoles a recobrar la libertad.