Arte y literatura

Un laberinto maravilloso

 

ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

Las aventuras de «Alicia en el País de las Maravillas» componen una historia con más de 150 años en la que el conejo blanco obsesionado con el tiempo, la malvada Reina de Corazones, el gato de Cheshire, y el chalado Sombrerero Loco llevan a la protagonista por un laberinto repleto de hazañas sin sentido. Cada capítulo, de los doce que forman el libro, está lleno de juegos en los que caer por toboganes infinitos, correr, esconderse, y hacer preguntas sin parar forman parte del relato escrito en 1865 por el inglés Lewis Carroll. EL autor se inspiró en una niña de carne y hueso llamada Alice Linddell.


Lewis Carroll se llamaba en realidad Charles Lutwidge Dodgson. Era profesor de matemáticas en Oxford y diácono de la Iglesia Anglicana


El 4 de julio de 1862, Lewis Carroll puso a volar su imaginación e inventó un relato para entretener a Alice y a sus hermanas durante una navegación por el río Támesis. Ese fue el inicio de su obra maestra y por ello en esa ciudad cada año en esa misma fecha se celebra «El día de Alicia». Considerada una de las mejores novelas del género del sinsentido, la obra relata el viaje por un mundo imaginario y fantástico en el que Alicia se encuentra con animales y objetos surrealistas lleno de códigos ocultos y frases extraodinarias donde el autor mezcla altas dosis de imaginación e inteligencia.


En 1998, un ejemplar de la primera edición del libro se vendió en subasta por la suma de 1,5 millones de dólares, y se convirtió así en el libro para niños más caro hasta ese momento


La novela ha sido traducida a un centenar de idiomas, y cuenta con muchas adaptaciones para la radio, la televisión, el teatro, el cine, juegos e incluso existe una versión para videojuegos. Además, el pintor Salvador Dalí plasmó en papel trece ilustraciones basadas en el cuento para una edición especial. Y ahora, con todas estas opciones del cuento, ¿te atreves a adentrarte en el mundo de Alicia?