Arte y literatura Libros

Para qué sirven las chicas

 

Chicas malas

Assia Petricelli y Sergio Riccardi – Liana Editorial

Ganador del Premio Andersen al Mejor Cómic

 

Para qué sirven las chicas es el nombre que daba título al artículo que Nelly Bly encontró un día, de buena mañana, en el periódico de su ciudad. Respondió escribiendo una carta de protesta y, días después, se presentó en el periódico con el propósito de demostrar para qué servía una chica como ella. Y vaya si lo demostró, se convirtió en pionera del periodismo de investigación.

La historia de Nelly Bly es una de las quince que recoge el cómic Chicas malas, de Liana Editorial. En épocas en las que las mujeres no tenían derecho a casi nada, estas quince valientes se atrevieron a luchar por sus sueños hasta que los consiguieron.

Cada una de las quince historietas de Chicas malas da vida a unas mujeres icónicas y no del todo conocidas: Olympe de Gouges, Miriam Makeba, Nellie Bly, Elvira Coda Notari, Angela Davis, Franca Viola… A medida que conozcáis sus vidas, os daréis cuenta de lo poco que les importó enfrentarse a los más terribles obstáculos, ¡estaban decididas a ser líderes!

 

Olympe de Gouges (1748-1793)

De ella se dijo que estaba loca y que el éxito que había tenido como dramaturga era impostado: la acusaron de apropiarse de los trabajos de sus supuestos amantes. No fue suficiente matarla, se hizo de todo para borrar su memoria.

 

Nellie Bly (1864-1922)

Después de leer Para qué sirven las chicas en The Pittsburgh Dispatch, se propuso hacer del periodismo una profesión digna. El resto es una historia llena de aventuras: Bly fue la primera reportera de periodismo de investigación y pionera del periodismo encubierto.


«Nunca he escrito una palabra que no haya salido de mi corazón. Nunca lo haré» Nellie Bly


 

Elvira Coda Notari (1875-1946)

Elvira Coda Notari fue la primera mujer directora de cine que consiguió tener una carrera profesional apasionante y prolífica en Italia. Su estilo se ha relacionado con el posterior movimiento realista.


«Somos de Nápoles y tenemos que hacer películas para los napolitanos» Elvira Coda Notari


 

Nawal El Saadawi (1931)

El dictador Hosni Mubarak gobernó Egipto durante treinta años. En 2011, una multitud de de jóvenes y mujeres de todo Egipto llenó las calles y derrotó al sistema. Entre la gente se encontraba Nawal El Saadawi, una mujer que pasó toda su vida luchando por la libertad.


«De mí dijeron: «Eres una mujer salvaje y peligrosa». Estoy diciendo la verdad. Y la verdad es salvaje y peligrosa» Nawal El Saadawi


 

Antonia Masanello (1833-1862)

La unificación de Italia no fue solo un asunto de hombres barbudos. Antonia Masanello, una luchadora que participó en la expedición de los Mil comandada por Garibaldi, se unió a ellos.

 

Marie Curie (1867-1934)

La científica más conocida de todos los tiempos. Al principio de su historia encontramos a una chica polaca con escasos recursos económicos y un gran amor por la ciencia: Maria Sklodowska o, como la llamaban en su familia, Manya.


«Convendría sentir menos curiosidad por las personas y más por las ideas» Marie Curie


 

Aleksandra Kollontái (1872-1952)

La vida de la rica Aleksandra Kollontái cambió radicalmente la noche en que su criado Igor murió después de un duro día de trabajo en el campo. Aquella noche Aleksandra entendió que los privilegios de la gente rica dependían de la explotación de los pobres.


«El capitalismo ha cargado sobre los hombros de la mujer trabajadora un peso que la aplasta; la ha convertido en obrera, sin aliviarla de sus cuidados de ama de casa y madre» Aleksandra Kollontái


 

Alfonsina Morini Strada (1891-1959)

A Morini Strada le apasionaba montar en bicicleta pero no la dejaban competir, porque las competiciones estaban hechas para hombres. Sin embargo, algo pasó en 1924 que cambió las costumbres de los acontecimientos deportivos en Italia. Mucho tiempo después, a sus 47 años, superó el récord femenino de la hora en París.

 

Angela Davis (1944)

Nacida en una época en la que las leyes imponían la segregación racial en el sur de Estados Unidos, Davis creció en un lugar en el que las casas de los afroamericanos eran constantemente dinamitadas por el Ku Klux Klan. Eso la convirtió en una luchadora incansable por los derechos civiles y contra la discriminación racial, feminista.


«El feminismo será antirracista o no será» Angela Davis


 

Claude Cahun (1894-1954)

En el Canal de la Mancha hay una pequeña isla llamada Jersey, escenario de una historia de amor, de arte y de guerra protagonizada por Claude Cahun. Fotógrafa controvertida, transgresora, idealista, ambigua y luchadora, no dudó en enfrentarse a los Nazis.


«¿Masculino? ¿Femenino? Depende de la situación. El neutro es el único género que siempre me sienta bien» Claude Cahun


 

Domitila Barrios de Chungara (1937-2012)

«No soy una mujer excepcional, toda la fuerza que tengo me la da mi pueblo», decía a menudo Domitila Barrios. Pero a veces pasa que un pequeño gesto de una persona común puede contagiar a un pueblo entero y cambiar el rumbo de la historia. Fue así, con pequeños grandes gestos como, gracias a la iniciativa de Domitila y de otras tres mujeres, Bolivia empezó el camino hacia la democracia.

 

Franca Viola (1947)

Hasta hace poco tiempo, en Italia un hombre podía violar a una mujer y cancelar el delito casándose con ella. Si la víctima daba su consentimiento a casarse con él, el violador evitaba la denuncia y el juicio. Todas las mujeres que habían sufrido una violación aceptaban porque después era muy difícil casarse. Un día ocurrió que una chica de diecisiete años dijo que no.


«No fue un gesto valiente. Solo hice lo que quise, como haría cualquier chica hoy: escuché mi corazón, el resto vino por sí solo. Hoy aconsejo a los jóvenes que sigan sus sentimientos; no es difícil» Franca Viola


 

Miriam Makeba (1932-2008)

Nació en 1932, en Johannesburgo, Sudáfrica. Su infancia y adolescencia estuvieron marcadas por la discriminación. Pronto destacó por su voz y, a finales de la década de los 50, realizó una exitosa gira por Estados Unidos que la catapultó a la fama. Icono de la lucha contra el apartheid en Sudáfrica, Makeba, siempre estuvo comprometida con la lucha por los derechos civiles y contra el racismo.


«He mantenido mi cultura, he mantenido la música de mis orígenes y gracias a ello me convertí en esta voz y esta imagen de África y de su pueblo, sin ser consciente de ello» Miriam Makeba


 

Hedy Lamarr (1914-2000)

Hay gente que cree que las mujeres guapas son tontas. Hedy Lamarr era guapa. La mujer más guapa de la historia del cine, y de tonta no tenía un pelo. A ella se le debe un invento del que hoy no sabríamos prescindir.


«Lo desconocido siempre fue tan atractivo para mí. Y todavía lo es» Hedy Lamarr


 

Onorina Brambilla (1923-2011)

La historia de Onorina es la de una chica que quería ser feliz y libre, y para conseguirlo eligió luchar. Brambilla es un brillante ejemplo del camino compartido por muchas mujeres italianas que no dudaron en abandonar su casa y su trabajo para luchar contra la ocupación de la Alemania nazi.

 

¿Conoces a gente que todavía se pregunta eso de que para qué sirven las chicas? Es gente machista, muy poco leída, y por supuesto no conocen las vidas de Chicas malas, quince historias de mujeres valientes y creativas. La autora, Assia Petricelli, captura con su ágil narrativa el espíritu y la determinación de cada una de estas mujeres, y las viñetas de Sergio Riccardi nos ayudan a ver a estas valientes no como héroes inalcanzables, sino como mujeres de carne y hueso. Este cómic, estimulante y alentador, ofrece una introducción fascinante a un interesante grupo de mujeres y nos enseña que una persona que persigue sus objetivos puede convertirse en una fuerza que cambia el mundo.

Ganador del Premio Andersen al Mejor Cómic en 2014.

Publicado en España por Liana Editorial.

Puedes seguirlos en Facebook, Twitter e Instagram