Juegos Juegos de mesa

Todo el mundo a bordo

Imagen de Edge Entertainment.

AVENTUREROS AL TREN · ALAN R. MOON · ESTADOS UNIDOS 2004

Suena la campana, se cierran las puertas y una vez a bordo, a un buen tren se le piden dos cosas: que vaya rápido y que vaya lejos. Los mismos requisitos que deberás cumplir para ser el mejor maquinista de Aventureros al tren, uno de los juegos de mesa con más éxito del siglo XXI.

El juego salió a la luz el 2004 y ese mismo año ganó el Spiel des Jahres, el premio de juegos de mesa más prestigioso del mundo

A su creador, Alan R. Moon, la pasión por los juegos le viene de lejos. Cuando era joven, la familia Moon reservaba cada domingo como el día familiar y terminaban la semana jugando partidas a distintos juegos de mesa. A nuestro protagonista le gustaba tanto esta costumbre, que la mantuvo también de mayor y desde hace 27 años organiza la Gathering of Friends: una reunión anual para jugar a todo tipo de juegos de mesa con sus amigos.

En la primera edición del Gathering of Friends acudieron una veintena de amigos de Alan R. Moon. En 2017, la cifra ya rondó los 400 invitados

Aventureros al tren no es el único juego de Alan R. Moon protagonizado por trenes. Quizás sea porque Moon nació en Inglaterra, la cuna de los primeros ferrocarriles para transporte de viajeros. La Revolución Industrial que empezó en tierras británicas a finales del siglo XVIII sustituyó los transportes de tracción animal por nuevos vehículos impulsados por máquinas. Un cambio gigantesco que permitió al mecánico inglés George Stephenson experimentar con las primeras locomotoras, hasta que en 1830 estableció la primera línea regular de ferrocarril entre Liverpool y Manchester.

Los Stephenson eran una familia de expertos: George sustituyó a su padre como ingeniero mecánico en una mina y su único hijo, Robert, fue su ayudante en sus invenciones

El invento se extendió por todas partes y cambió por completo la manera de viajar. En pocos años se construyeron centenares de miles de kilómetros de vías de tren que permitían conectar las principales ciudades del mundo en cuestión de horas. Fue toda una revolución. Piénsalo: es menos tiempo del que necesitarás para completar tus líneas y ganar la partida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*