Cine y series

El refugio mágico de Timmy

© 2017 Viacom. Created by Butch Hartman

LOS PADRINOS MÁGICOS

Butch Hartman · EE.UU. 2001

¿Cómo sería nuestra vida si el universo nos enviara a unos ángeles de la guarda para cuidar de nosotros? Eso es justo lo que le sucede a Timmy, el introvertido e irresponsable protagonista de Los Padrinos Mágicos. Desubicado en la escuela, acosado por su malvada niñera Vicky y con unos padres demasiado ocupados, Timmy cuenta con la protección de Cosmo y Wanda, dos padrinos mágicos encargados de hacer realidad sus deseos. Gracias a ellos, la solitaria vida de Timmy pasa a llenarse de aventuras.

A lo largo de diez temporadas, Timmy tiene deseos comunes para un niño, como ser mayor; otros algo raros, como tener unas orejeras, y otros siniestros, como destruir a Vicky. Lo que empiezan siendo peticiones realizables se enredan por la torpeza de Timmy y Cosmo, y al final siempre es Wanda quien tiene que intervenir para que las cosas vuelvan a su sitio.

Cosmo y Wanda son la voz de la conciencia, los amigos casi imaginarios de un preadolescente que se encuentra un poco perdido en la vida. Una mezcla entre el Pepito Grillo de Pinocho y Bing Bong, el rosado amigo de Riley en Del Revés. En realidad, estos compañeros de juego invisibles son comunes entre los más pequeños.

Ya sean producto de su imaginación o el regalo de un sistema preocupado por la felicidad de los niños que se sienten solos, los Padrinos Mágicos son un refugio para Timmy, alguien con quien contar cuando todo sale mal. Igual que todas las princesas tienen a su hada madrina, así como Aladino cuenta con el genio de la lámpara y Peter Pan se evade en su País de Nunca Jamás, Timmy tiene el apoyo de Cosmo y Wanda. Una versión más alocada del clásico amigo imaginario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*