Arte y literatura

Casas insólitas

Photograph by Mike Peel (www.mikepeel.net)

La mayoría de nuestras casas tienen líneas rectas, ventanas cuadradas, y son rectangulares. Pero qué pasa si nuestro sueño no es tener solo una casa, sino que tenga forma de perro, de tetera, o de bota. Algunas personas en diferentes partes del mundo decidieron que02 era eso lo que querían.


El jardín de infancia Die Katze -El Gato- fue creado por Tomi Ungere y realizado por los arquitectos Ayla-Suzan Yöndel en Alemania


El señor Sim Jae-Duck se esforzó mucho porque todas las viviendas de su país tuvieran baño. Llevado por su pasión hizo construir para él una casa en forma de retrete. Algo parecido pidió Mahlon Haine, vendedor de zapatos. Su hogar tiene forma de bota, con el salón en la puntera y la cocina en el tacón. Existe el hotel guitarra, la gasolinera con forma de tetera y el edificio de oficinas que parece un pez gigante. También la posada Dog Bark, un enorme perro de la raza beagle, o el Bigduck: un pato de color blanco con una tienda en su interior.


El hotel Sun Cruise es un barco enorme situado sobre una colina y desde sus habitaciones solo se ve el mar. Así que cuando estás dentro te parece estar navegando


¿Y cómo son por dentro? La mayoría rectangulares, como todas los demás. La solución para que parezcan objetos es rodearlos de una «piel» que les da su forma. Primero se construyen como cualquier otra, y luego, con metal, madera u hormigón se les rodea de ese «disfraz» que les hace parecer objetos o animales.