Ciencia

Al otro lado del universo

© Pixabay

Stephen, un intrépido científico, quiere saber qué pasa dentro de los agujeros negros y decide saltar dentro de uno. Su amigo Albert, otro apasionado del universo, le observa desde fuera: a medida que se acerca al centro del agujero, Stephen cae cada vez más lento hasta quedar inmóvil, su reloj se para y, poco a poco, se desintegra. Pero desde dentro, Stephen tiene una sensación totalmente diferente: a él le parece que sigue descendiendo. ¿Qué es lo que pasa realmente? ¿Stephen ha desaparecido o sigue cayendo? Intrigado por paradojas como esta, el físico Stephen Hawking dedicó su vida a estudiar el universo.


Dentro de un agujero negro la gravedad es tan fuerte que ni la luz puede escapar, por eso la oscuridad es absoluta


Hawking nació en la ciudad inglesa de Oxford en 1942. Su obsesión por entender el cosmos le llevó a investigar los agujeros negros, un lugar donde las leyes de la física parecen contradecirse. Para hacerlo no solo tuvo que enfrentarse a complicadas ecuaciones. Cuando tenía 21 años le diagnosticaron esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad degenerativa que afecta a las neuronas motoras: Hawking fue perdiendo la movilidad y al final de su vida no podía moverse, ni tan solo hablar.


Para comunicarse utilizaba un ordenador que captaba el movimiento de sus mejillas y los traducía en palabras, que se reproducían con una voz robotizada


Sin embargo, sus limitaciones físicas no le impidieron seguir trabajando y divulgar sus conocimientos. Escribió varios libros, viajó por todo el mundo y experimentó la ingravidez, como los astronautas. Tenía un gran sentido del humor y participó en series de televisión como Los Simpsons y The Big Bang Theory.


Su obra más conocida es Breve historia del tiempo, de la que se han vendido más de 10 millones de ejemplares en todo el mundo


Después de una vida llena de aventuras, Hawking murió el 14 de marzo de 2018. Encontró la respuesta a algunas de sus preguntas, pero como buen científico también nos dejó muchas incógnitas por resolver. Tal vez, después de caer durante tanto tiempo, Stephen aparecerá en un universo paralelo al otro lado de un agujero negro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*