Ciencia

¡Peligro: pedos de vaca!

© Freepik

EL METANO Y EL CAMBIO CLIMÁTICO

Claudia Marhuenda

Las vacas son animales que, a primera vista, no parecen los más peligrosos del mundo. Se pasan el día comiendo y rumiando sin descanso. Sin embargo, cuentan con un arma que perjudica gravemente a nuestro planeta: sus pedos.

¿Sabías que los pedos y eructos de 90 vacas pueden hacer que un establo explote? Aunque suene a broma es una historia real. Sucedió en 2014 en Rasdorf, un pueblecito de Alemania. Resulta que los pedos de vaca contienen un porcentaje muy elevado de metano, un gas que se produce en su estómago durante la digestión y es altamente inflamable. En un granero lleno de vacas de Rasdorf tuvo lugar un cortocircuito que, combinado con los pedos bovinos, hizo que el techo volara por los aires.

El metano es uno de los gases responsables del cambio climático. Cuando el metano, el dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero se acumulan en la atmósfera, la temperatura media de la Tierra aumenta y el planeta se calienta cada vez más. Como consecuencia de este calentamiento, las tormentas son más fuertes y frecuentes, el hielo de los polos se derrite y el nivel del mar sube unos milímetros cada año.

Los gases que provocan el calentamiento global convierten a la Tierra en un invernadero gigante: el calor de los rayos de sol se acumula dentro de la atmósfera y las temperaturas suben

Pero la culpa no solo es de las vacas. El ser humano es el principal responsable de la contaminación de nuestro planeta: las fábricas, el humo de los coches o los pesticidas hacen mucho más daño a la Tierra que los pedos de vaca.

En la actualidad hay 7.600 millones de personas en nuestro planeta, pero en 2030 podríamos alcanzar los ¡8.300 millones! Debemos utilizar los recursos de forma responsable para garantizar su futuro

Por eso es muy importante pasar a la acción antes de que sea demasiado tarde. Podemos ayudar a proteger del medio ambiente con pequeños gestos como coger el autobús, reciclar o simplemente apagar la luz. ¡Cuidar del planeta es cosa de [email protected]!