Ciencia

Volver a nacer

© Wikipedia

LA REGENERACIÓN DE LAS ESTRELLAS DE MAR

Las estrellas de mar no son peces. No tienen branquias, ni escamas, ni pueden nadar. En realidad pertenecen a la familia de los equinodermos, una especie de animales invertebrados que tienen una piel granulada o espinosa (¡como los erizos de mar!) y suelen tener cinco brazos.

Las estrellas de mar con cinco brazos son las más comunes, pero existen algunas especies que pueden tener hasta 40 brazos

Aunque parezcan criaturas tranquilas e inofensivas, las estrellas de mar son depredadoras. En la punta de cada una de sus extremidades tienen un ojo sensible a la luz que les permite rastrear su entorno para buscar alimentos. Su menú preferido incluye pequeños peces y moluscos como almejas, ostras y caracoles, cuya cáscara abren haciendo palanca con los brazos.

Existen entre 1.500 y 2.000 variedades de estrellas de mar repartidas en los océanos Atlántico, Pacífico, Índico, Ártico y Antártico. Como no tienen sangre, estos animales utilizan el agua de mar para bombear los nutrientes a través de su cuerpo. Y para desplazarse, en la parte inferior de su cuerpo tienen unos pequeños pies terminados en ventosas que les sirven para agarrarse a la superficie de las rocas y la arena.

La estrella girasol es una de las estrellas de mar más rápidas: puede desplazarse a 60 metros por hora

Pero si hay una característica sorprendente de estos animales marinos es, sin lugar a dudas, su capacidad de regenerarse. Cuando algún depredador las ataca, las estrellas de mar pueden desprenderse de uno de sus brazos y huir. Con el tiempo, a la estrella volverá a crecerle otro brazo y, al mismo tiempo, el brazo desprendido podría convertirse en una nueva estrella.

Esto es posible porque en las extremidades de una estrella de mar se encuentran todos o casi todos sus órganos vitales

Esta increíble capacidad ha llevado a los científicos a plantearse la posibilidad de regenerar partes del cuerpo humano. Y, aunque parezca una locura, la ciencia dice que tenemos los genes necesarios para hacerlo. Solo es cuestión de encontrar el modo de activarlos. ¿Crees que lo conseguirán?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*