Ciencia

Osos de agua indestructibles

© Todo es ciencia

TARDÍGRADOS

Pueden aguantar sin comer durante 30 años, resistir a temperaturas desde -272ºC hasta 150ºC, soportar niveles de radiación letales para los humanos y hasta sobrevivir en el vacío del espacio. Y aunque son seres excepcionales, no son extraterrestres: son los tardígrados, animales que habitan la Tierra desde hace más de 500 millones de años.

Estas criaturas regordetas son los animales más resistentes del planeta. Pueden vivir en cualquier rincón, en un charco o en el fondo del océano, bajo una capa de hielo, en las profundidades de la selva o en las cumbres más altas del Himalaya. Cuando se encuentran en condiciones extremas, los tardígrados entran en un estado de hibernación en el que pueden vivir durante años, hasta que las condiciones mejoren.

A pesar de su sorprendente resistencia, estos animales son tan pequeños que cuesta verlos sin microscopio. Los ejemplares más grandes miden cerca de medio milímetro, mientras que los más pequeños no llegan al grosor de un cabello. ¿Por qué no han evolucionado hacia especies más grandes? El conocido astrofísico y divulgador Neil deGrasse Tyson cree que el diminuto tamaño de los tardígrados es una de las razones por las que han sobrevivido durante millones de años.

Estos seres están en el punto de mira de los científicos, que quieren saber qué los hace tan resistentes. De momento, un equipo de investigadores japoneses ha logrado descifrar su ADN. Con esta nueva información y las herramientas que aporta la ingeniería genética, algún científico podría intentar crear un tardígrado gigante como Ripper, de la serie Star Trek Discovery. Aunque si la verdadera clave de la supervivencia de estos animales es su diminuto tamaño, crecer hasta ser como un oso de verdad podría ser un inconveniente más que una ventaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*