Cine y series

Siete Bolas de Dragón para salvar el mundo

© Toei Company / Fox International

DRAGON BALL

Akira Toriyama · JAPÓN 1984

“Luz, fuego, ¡destrucción!”. La simple lectura de estas tres palabras hace que fans de todo el mundo se levanten y entonen con fuerza la sintonía de Dragon Ball, una de las series de anime más exitosas de la historia. De la pluma de Akira Toriyama nació un manga de 519 capítulos llenos de aventuras, superguerreros, nubes voladoras, fusiones e infinitas lecciones sobre la amistad y la eterna lucha entre el bien y el mal.

El género ‘anime’ ha permitido llevar a la pantalla algunos de los cómics manga japoneses más populares, como ‘Akira’, ‘Yu Yu Hakusho’ o ‘One Piece’

La historia de Toriyama empieza cuando un bebé extraterrestre con forma humana, Kakarotto, llega a la Tierra después de que su planeta haya sido destruido. El pequeño tiene la misión de exterminar a la humanidad… Por suerte, un oportuno golpe le hará perder la memoria. Rebautizado como Goku, dedicará sus dotes innatas de guerrero para proteger su tierra de adopción.

Con el paso del tiempo, creará una pandilla de amigos con personajes tan carismáticos como Bulma, Krilín, Ten Shin Han o el Duende Tortuga. Pero Goku no es el único extraterrestre de la ficción que ha encontrado en la Tierra a su nueva familia. Algunos, como Alf o ET, tuvieron que vivir escondidos en casa de sus nuevos amigos. Otros como Leela, de la serie Futurama, logran hacer su vida en público.

Los extraterrestres son personajes muy comunes en el manga. A Goku se unen personajes como los ángeles de ‘Evangelion’ o los aterradores parásitos de ‘Parasyte’

Lo que une a todos estos personajes es que tienen una misión. Doraemon, un gato cósmico, se pasa el día sacando a Nobita de todos los líos en los que se mete. El caso de Goku es algo más complicado. Nuestro héroe tiene que luchar contra villanos como Freezer o Célula para salvar la Tierra, mientras busca las Bolas del Dragón para evitar que se cumplan los deseos de los personajes más malvados de la galaxia.