Juegos

Soy detective

© Wikimedia Commons

ESCAPE ROOM

ATTILA GYURKOVICS · HUNGRÍA 2011

“Me preguntaba por qué no pasaban cosas interesantes en mi vida, como las que suceden en los libros”, reflexionó Takao Kato en el diario Japan Times en 2009. Una idea que ha pasado por la cabeza de muchos de nosotros y a la que el propio Kato había dado respuesta un año antes con el primer juego de escapismo en persona: “Pensé que podía crear mi propia aventura, una historia, e invitar a gente a ser parte de ella”.

Kato creó en 2007 un juego de rol por pistas que introdujo la filosofía de la ‘Escape Room’, y Attila Gyurkovics modeló, cuatro años después en Budapest, el formato que conocemos actualmente

¿Quién no ha soñado con protagonizar su propia aventura? Los videojuegos han capitalizado el mundo del misterio en primera persona durante las últimas décadas. Antes, la literatura ya había popularizado la intriga con el impulso de la novela negra y detectivesca: en las ‘escape room’ es fácil encontrar referencias a los enigmas de las novelas de Arthur Conan Doyle y Agatha Christie, y sus eternos protagonistas Sherlock Holmes y Hércules Poirot. Ambos detectives despuntan por su razonamiento deductivo, que les lleva a resolver todo tipo de misterios. Su gran poder es la mente.

Aunque tienen un gran talento, tanto Holmes como Poirot necesitan la infatigable ayuda de sus amigos: el doctor Watson y el capitán Hastings

Los actuales juegos de escapismo van más allá. Los enigmas se desarrollan en infinitos escenarios como casas del terror, cárceles, edificios antiguos o mundos de fantasía. Hay para todos los gustos y colores. Tanto es así, que España cuenta ya con centenares de salas diferentes en todo el país. Una apuesta de éxito que aterrizó por primera vez hace apenas cuatro años y que adivina un largo recorrido por delante.

Barcelona fue la primera ciudad española con Escape Room y hoy en día aún es donde hay más, aunque puedes encontrar salas por todo el país

Hablando de éxito… seguro que con la ayuda de Sherlock Holmes o Hércules Poirot sería muy fácil completar un escape room actual, ¿no crees? Pero aquí el protagonista eres tú, de ti depende superar todas las pruebas, destapar los secretos escondidos y completar con éxito tu aventura. Tienes 60 minutos para escapar. ¿Te atreves?