Cine y series

La aventura es el tesoro

© Warner Bros

LOS GOONIES

RICHARD DONNER · ESTADOS UNIDOS 1985

Probablemente, los días de rayos y truenos son los que menos apetece subir a descubrir qué se esconde en el desván. Pero eso no impide a Mikey, Bocazas, Gordi y Data –es decir, Los Goonies– atreverse a investigar y encontrar el mapa de un antiguo tesoro pirata que marca el escondite del barco de Willy el Tuerto, cargado de oro y joyas.

Durante los siglos XVI, XVII y XVIII, muchos barcos españoles transportaban grandes tesoros en su bodegas cuando volvían de América, aunque algunos nunca llegaron a su destino. Una tormenta, una mala maniobra o el ataque de algún corsario podía hacer que su viaje acabara en el fondo del mar. De hecho, hay localizados 1.500 galeones y barcos españoles hundidos, aunque muchos otros siguen todavía desaparecidos.

No es el caso del buque de Willy el Tuerto, un sanguinario pirata del siglo XVII que embarrancó en las costas de Oregón. Guiados por un mapa y un doblón, Los Goonies viven una aventura digna de la Isla del Tesoro. Para superar todas las trampas que encuentran por el camino, cuentan con su imaginación, su habilidad y sus ganas de encontrar el tesoro. Y para escapar de los malvados hermanos Fratelli tienen los inventos de Data: sus pinzas del peligro y sus resbalasuelas son inventos que recuerdan a los del Inspector Gadget.

Los Goonies están basados en una historia de Steven Spielberg. La película sigue una estética muy ochentera: ropas de muchos colores, calentadores y chándales, además de la música compuesta con teclados electrónicos, como en la canción The Goonies ‘r’ Good Enough que forma parte de la banda sonora. A lo mejor te parece raro, pero ha vuelto a ponerse de moda con series como Stranger Things.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*